Charlie Swan es el padre de Bella Swan y el jefe de policía de Forks. Charlie se casó con la madre de Bella, Renée, justo después de que ambos se graduaran en el instituto y tras concebir a Bella. Se divorciaron poco después y Renée se marchó a Phoenix junto a su hija y a su nuevo esposo Phil. Cuando Bella cumple diecisiete años, se vuelve a mudar a Forks para vivir con su padre. Charlie permanece en la vida de Bella tras la transformación de esta, sabiendo que los Cullen no son del todo humanos, pero ignorando que son vampiros. En Amanecer, comienza una relación amorosa con Sue Clearwater.