Collin y Brady son los dos lobos más jóvenes de la manada. En Eclipse, se dice que tienen 13 años, y más tarde hacen una aparición en Amanecer como parte de la manada de Sam. Son obligados a quedarse en la reserva para protegerla durante el ataque del ejército de Victoria. Según comenta Jacob, a diferencia de Brady, los padres de Collin no sospechan nada de su estado de licántropo.